Sections
Navigation
Log in


Forgot your password?
   
Document Actions

DRNA PROVEE EXENCIÓN DE CORTE Y PODA DE ÁRBOLES QUE REPRESENTEN PELIGRO A LA PROPIEDAD

La poda debe ser coordinada con el municipio correspondiente

22 de agosto de 2012. San Juan, PR - El Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) otorgó una exención temporera al Permiso Condicionado de Corte, Poda, Trasplante y Siembra de Árboles, según la Ley 133 del 1 de julio de 1975 conocida como la Ley de Bosques de Puerto Rico, para permitir el corte y la poda de árboles que representen peligro a la propiedad y la protección de la ciudadanía antes y después del paso de la Tormenta Tropical Isaac por la Isla, informó Daniel J. Galán Kercadó, Secretario del DRNA.

"Sabemos que tras el paso de la Tormenta Tropical se han reportado y se reportarán un número significativo de árboles caídos o con ramas partidas que representan un peligro a la propiedad y la ciudadanía, por esto hemos otorgado una exención desde hoy miércoles, 22 de agosto hasta el 31 de agosto para que las personas puedan tramitar el corte o poda de árboles (dentro de su propiedad) en coordinación con los municipios sin necesidad de permiso del DRNA", explicó Galán Kercadó.

Es importante señalar que los árboles que estén en contacto con el tendido eléctrico deberán ser notificados a la Autoridad de Energía Eléctrica quienes tienen el personal adiestrado para este tipo de corte o poda.

El DRNA recomienda la restauración de árboles luego del paso de una tormenta o huracán, a menos que éste ponga en peligro la seguridad.

"Durante los pasados años el DRNA ha estado trabajando junto a los municipios en la coordinación de siembras de impacto como parte del Proyecto Puerto Rico Verde y tras el paso de este fenómeno atmosférico, continuaremos trabajando en la reforestación para mitigar los daños causados", explicó el Secretario.

A continuación unas recomendaciones generales para el restablecimiento de los árboles de tal manera que puedan brindar de nuevo sombra y belleza con menos riesgo:

  • Primero debe identificar que la estructura del árbol no tenga heridas visibles o cicatrices grandes en el tronco principal, las ramas o sus raíces.
  • Levante y póngales estacas a los árboles pequeños que se han caído y suminístreles riego. Este proceso es recomendable para árboles de menos de 3 pulgadas de diámetro.
  • Realice una limpieza de la copa de su árbol.   En árboles mayores de 6 pies, se recomienda no podar más de un 33% de su copa.
  • Para levantar árboles adultos es necesario verificar que las raíces no hayan sido afectadas y que la copa esté bien balanceada, de lo contrario favor de comunicarse con personal experto en la materia para salvar el árbol sin causar daños a vida y propiedad.
  • Dele tiempo a la recuperación.

Para información técnica sobre este proceso puede acceder la página http://treesandhurricanes.ifas.ufl.edu.